Personas trans: 10 años por la inclusión social

Foto X aniversario de TransCuba

Foto X aniversario de TransCuba

Cuentan que Madonna, una travesti fallecida como consecuencia del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), preguntó qué tenía que ver la orientación sexual con la política.
Corría el año 2001, cuando el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) dio voz a más de 20 personas trans para escuchar sus testimonios y sus demandas.
El CENESEX buscó respuestas a la interrogante de Madonna e incluyó, además, a las identidades de género en un debate que se ha extendido a toda la sociedad cubana.
Paralelamente, ha investigado y propuesto soluciones, con incidencia en las políticas públicas, a favor del respeto a la libre orientación sexual e identidad de género.
El primer escalón fue formar a personas trans en la prevención de las infecciones de transmisión sexual (ITS), entre ellas el virus de la inmunodeficiencia humana, causante del sida.
En Cuba, la epidemia se concentra en hombres que tiene sexo con hombres (HSH), una categoría epidemiológica entre la que se encuentran invisibilizadas las personas transgénero.
“Recuerdo que los primeros encuentros fueron en mi casa”, me confirma Cindy Palacios, desde Ecuador, vía Facebook.
Hace unos años me contó cómo, en su pequeño apartamento en el Barrio Chino, de La Habana, se reunían cerca de 10 personas trans para aprender las herramientas para la prevención de salud, en clases impartidas por la psicóloga Mayra Rodríguez.
Cindy confiesa que al principio asistían “por convicción y por la necesidad de reunirnos para aprender sobre nuestras realidades de las que solo sabíamos lo que vivíamos”.
“Un buen día amanecimos con la noticia de que no podía haber travestis en nuestras calles, por lo que el grupo se convirtió también en un amparo ante la transfobia social”, cuenta Cindy.
El 12 de agosto de 2001, las reuniones comenzaron a sesionar en un espacio facilitado por el  CENESEX, coordinado por Rodríguez y que dos años después tuvo el apoyo de un proyecto del Fondo Mundial de Lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria para la formación de personas promotoras de salud, con énfasis en las ITS/VIH/sida.
Aunque en los inicios solo participaban personas que se identificaban  a sí mismas como travestis, el grupo se perfilaba como un sitio de enriquecimiento mutuo de todas las identidades de género y de la institución estatal que los acogía, como parte de su misión en la sociedad cubana.
“Cuando nadie nos escuchaba este fue nuestro espacio. Nuestras opiniones fueron aquí válidas por primera vez y vimos que buscaban alternativas para soluciones a nuestras necesidades puntuales”, rememora Malú Cano, facilitadora nacional del grupo TransCuba, desde 2005.
Según Malú, pronto se dieron cuenta de que podía haber unidad en el grupo si se incluía a personas transexuales y a artistas transformistas.
“Antes era impensable que compartiéramos el mismo espacio porque había diversidad de intereses. Pero funcionó y funciona”, asegura Malú.
“Compartíamos las tristezas, las alegrías, las emociones”, repasa Yamel, que llegó a La Habana desde Puerto Padre,  a 630 kilómetros al oeste de la capital, a los 15 años buscando solución para la angustia que vivía como mujer transexual.
Yamel, que accedió en 2011 a la cirugía de adecuación genital, encontró en TransCuba un espacio para “dar y recibir aliento”.
“Aunque cada cual tiene su mundo, he aprendido a entender todas las realidades porque en las calles todos somos iguales”, reflexionó.
“Hace 10 años no nos pasaba por la mente que las cosas iban a mejorar y que el Ministerio del Salud Pública (MINSAP) dictaría la resolución por la que pudimos acceder a la cirugía de adecuación genital”, dijo.
El 4 de junio de 2008, el MINSAP aprobó la resolución 126 que regula las cirugías de adecuación genital en Cuba.
Desde 1988 hasta la fecha, se han realizado 16 intervenciones y 3 cambios completos en los documentos de identidad de estas personas.

Anuncios
Comments
One Response to “Personas trans: 10 años por la inclusión social”
  1. Soy una transexual operada cubana que vive en Ontario, Canada. Me alegran sobremanera los avances que se han logrado en la islita querida; en su momento fui a buscar ayuda al CENESEX y me atendio Mayra Rodriguez del modo mas profesional, entonces no parecia haber esperanzas de que se restauraran las cirugias y termine emigrando. Felizmente el gobierno de Ontario pago la cirugia y hoy me siento extremadamente feliz.

    Lucia Gonzalez
    Ontario, Canada
    luciamirandes@hotmail.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: