TransCuba por los derechos sexuales

Marifí y Mayra Rodríguez, durante el taller de Derechos sexuales de TransCuba.

Es común escuchar hoy entre las 595 personas formadas como promotoras de salud sexual, que en TransCuba han aprendido a defender sus derechos desde la perspectiva de los derechos sexuales, vistos como derechos humanos.
“Las personas, por desconocimiento, nos quitaban el derecho a estudiar y trabajar porque no queríamos vestirnos como la sociedad determinó que correspondía nuestro género”, aseguró Malú.
El CENESEX no solo les ha dado las herramientas para defenderse, sino que las “ha acompañado en la lucha por sus derechos”, reafirmó.
El grupo se caracteriza por el abandono escolar antes de concluir la enseñanza preuniversitaria, debido a la transfobia que persiste en el sistema nacional de educación.
“A veces tenemos miedo a incorporarnos a las aulas, al trabajo… por la discriminación”, comentó Yamel, que ha logrado el reconocimiento como peluquera.
Como consecuencia, las personas trans acceden a puestos de trabajo menos remunerados y algunas se dedican al sexo transaccional o actividades económicas informales.
“Muchas personas que se dedicaban al sexo transaccional se incorporaron a oficios como la peluquería o han terminado sus cursos de superación integral para terminar el preuniversitario”, afirmó Malú.
Sólo en la capital cubana, TransCuba ha conquistado la incorporación al estudio y trabajo de más de una veintena de personas, entre las que figura Malú, que emigró a la capital también a los 15 años, pero procedente de Cienfuegos, unos 226 kilómetros al oeste de La Habana.
La facilitadora nacional termina el último año de la enseñanza media y sueña con ser psicóloga para ayudar a poblaciones de lesbianas, gay, bisexuales y transgénero (LGBT).
“En la actualidad, existen integrantes del grupo que cursan estudios universitarios de enfermería, arquitectura, medicina y otras carreras”, expuso orgullosa Malú.
Durante una década, el Centro ha propiciado la capacitación en imagen social, violencia de género, educación popular y comunicación social, entre otros temas.
Las personas trans formadas han sido, además, interlocutoras con las personas heterosexuales y homosexuales, en temas de prevención, de salud sexual y de derechos.
“Hemos sido profesores de personas heterosexuales como novios, vecinos y amigos, incluso hasta de profesionales de la medicina que desconocen muchos de estos asuntos”, apuntó Cindy.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: